Carné y autocaravana: ¿qué permiso de conducir se requiere?

Las caravanas y autocaravanas son un tipo de vehículo recreativo con características únicas, por su longitud y peso elevados y las autorizaciones requeridas para su uso. Cuatro son los carnés que permiten circular con estos vehículos: el B, el C1, el C1E y el B-96, dependiendo del peso máximo autorizado y de la utilización eventual de remolque.

Antes de adquirir una caravana tres ambientes, es importante familiarizarse con el concepto de masa máxima autorizada, que el actual código de circulación utiliza para decidir qué permiso de conducir es necesario

En concreto, la masa máxima autorizada o MMA se diferencia del peso en que comprende también la carga del combustible, los equipamientos, las viandas y el pasaje. Por tanto, si un modelo pesa 2,5 toneladas y sus agregados materiales y humanos alcanzan los doscientos kilogramos, la MMA resultante es de 2,7 toneladas.

Con esta información en mente, el interesado están en disposición de elegir el modelo de caravana y autocaravana que mejor se adapte a sus necesidades. Si carece del permiso C1, es recomendable evitar los modelos que superen las 3,5 toneladas, pues este carné será obligatorio en este caso.

Además, las autocaravanas de 3,5 a 7,5 toneladas forman parte del grupo de vehículos pesados, y sus límites de velocidad se disminuyen de noventa a ochenta kilómetros por hora.

En cambio, si el modelo deseado tiene una MMA de 3,5 toneladas o menos, podrá conducirse con el carné convencional, es decir, el B, y sus límites de velocidad se ajustarán a los del resto de vehículos. Dado que la mayor parte de estos vehículos recreativos no superan este peso, el permiso B será el único requisito.

Cuando se amplía el espacio con remolques, entra en juego el concepto de masa máxima remolcable o MMR, resultado de sumar el peso del remolque al de la caravana o autocaravana. En remolques de 750 kilogramos que se ajustan a caravanas de hasta 3,5 toneladas, es necesario obtener un carné B-96.